19/4/14

Situación que vi ayer por la tarde

Un viejo delante de un paso de peatones y un coche que se detiene para cederle el paso. El viejo le hace señales con la mano para que continúe, porque  algunos son tan conscientes de que no pueden caminar muy deprisa y no quieren molestar excesivamente a los conductores. Lo normal hubiera sido que el conductor le hubiese hecho un gesto para darle las gracias y hubiera seguido su camino, pero en lugar de ello, se puso hecho un basilisco y empezó a gritarle al anciano que tenía que pasar él y no sé qué. El pobre señor, medio acojonado, tuvo que pasar, intentando evitar el contacto habitual con el berserker. El susodicho berserker sólo se calló una vez que la chica que tenía al lado, supongo que su novia, le pegó una voz. Yo me fui preguntándome cómo debe de ser estar con una persona que te hace pasar vergüenza ajena cada vez que se pone al volante, como mínimo. Hay gente que no sólo es que debería estar sola si viviésemos en un mundo justo; es que directamente debería estar muerta.


18/4/14

Libros de seducción y demás

 Aunque la teoría de la seducción tiene una larga historia que se remonta a los primeros años de la era cristiana, con el Ars Amandi de Ovidio, podemos considerar que la seducción actual comienza con las comunidades de pick-up artists que se forman en Estados Unidos a principios de los 90 y que, a través del naciente internet, ponen en contacto a cientos de hombres preocupados por el problema de ligar para intercambiar técnicas y consejos. Se considera que el primer gurú de la seducción fue Ross Jeffries, que proponía un método basado en la programación neurolingüísitica muy interesante como curiosidad psicológica, pero poco más. En cualquier caso, la idea principal que se saca de esto es que la facilidad para llevarse a las tías a la cama no es un atributo que nos viene dado, sino que es una habilidad que puede aprenderse y mejorarse, por muy pardillo que seas. Un ejemplo que siempre pongo es el de Steve Urkel cuando se convertía en su versión tío bueno, Stefan: físicamente era la misma persona, pero bien vestido y con un lenguaje verbal y no verbal adecuado.

De la escuela de Jeffries salieron varios alumnos aventajados que hicieron importantes aportaciones al arte de ligar. Esas aportaciones le restaron importancia a la compleja PNL en favor de técnicas más accesibles. Uno de los más importantes es Mystery, que sentó las bases de la división clásica de la seducción (atracción - confort - romance, con sus correspondientes subfases), con recomendaciones que suelen impresionar mucho a los novatos, como comenzar por fingir desinterés o "pavonearse", esto es, vestirse de forma llamativa, como hace él. A día de hoy sigue en el Olimpo de la seducción teórica y práctica y está montado en el dólar con su empresa de seducción profesional (porque esto ya es un negocio que mueve dinerillo) The Venusian Arts, después de haber dejado la Mystery Method Corporation en manos de Nick Savoy, que la renombró como Love Systems en 2007, y a día de hoy es la corporación más conocida del sector a nivel internacional.

En fin, que no me quiero enrollar. Otras grandes aportaciones vineron de David DeAngelo, que desarrolló el crucial concepto de cocky and funny, adaptado al español por Mario Luna como "chulifresco divertido" y que un amigo mío sacó instintivamente (supongo) bajo la fórmula "cabrón pero majo", que ahorra bastantes explicaciones. Otros nombres míticos son Juggler, Gunwitch, David X y muchos otros que también tienen cosas que decir, pero no me voy a parar en ellos. Si tenéis interés, muchos tienen sus obras traducidas al español y la mayoría viven de esto. 

Lo que popularizó las comunidades de seducción a nivel mundial fue el archiconocido libro El método, del periodista Neil Strauss. En él, Strauss relata su experiencia en el mundillo de la seducción, codeándose con los  grandes expertos y aprendiendo un poco de todos, hasta que él mismo llega a convertirse en uno de los mayores gurús, coqueteando incluso con tías buenas famosas de la talla de Britney Spears. El Método supuso una revolución porque mostró qué cotas se podían llegar a alcanzar partiendo de la mediocridad, aunque a muchos todavía nos suene a ciencia-ficción.

En España, el seductor profesional más conocido es el mencionado Mario Luna (pseudónimo de Luis Guerrero, al parecer), principal referente de la seducción en español. Lo que hizo Mario fue un enorme refrito de lo dicho por los seductores americanos, con algunas pinceladas personales que no aportan demasiado, y publicarlo en su monumental obra Sex code (Nowtilus, 2006), un tochaco de 700 páginas cuya columna vertebral es el método VAROSE (valor - romance - seducción), una versión de la secuencia trifásica creada en América. En Sex code, Mario Luna peca de técnico e incluye una cantidad agobiante de neologismos rebuscados y frases enlatadas, pero aún puede considerarse la biblia de la seducción de habla hispana... por aquellos que creen en biblias, claro. Mario publicó Sex Crack en 2009 y Apocalipsex en 2011, donde se ve una cierta evolución metodológica (pasa del VAROSE al APERVACUARO y de ahí al MAXVACUARO secuenciado, y ahora lo llama sencillamente Método SC, por Seducción Científica, la empresa que fundó en 2008) y sobre todo conceptual, al sustituir el concepto de macho alfa por el de ganador ganable, quitar morralla artificiosa (como llamar "finalizar" a lo que sencillamente es follar, entre otras cosas) y dejar de lado esa fea costumbre de etiquetar a las mujeres con un número en función de su belleza física.


A Seducción Científica no tardó mucho en salirle competencia, encabezada por antiguos alumnos o compañeros. La situación me recuerda mucho a Obelix y compañía, cuando todo el pueblo se puso a producir menhires al ver el filón que había ahí. Está, por ejemplo, Verdadera Seducción, un modesto proyecto de Domenec Benaiges, que en los primeros tiempos de SC se hacía llamar Jack the Ripper. Por otra parte está Seducción Élite, encabezada por David del Bass, que junto con Álvaro Reyes y Alejandro Gálvez escribió un libro llamado precisamente Seducción Élite, y que es de lo peor que he leído sobre seducción en los últimos tiempos, ya que no sólo es que no aporte nada nuevo, sino que recoge lo peor de los PUAs americanos y el primer Mario Luna, con una filosofía en la que ligar no se diferenciaba mucho de adiestrar a un perro. Además da consejos un poco extravagantes, como tener un consolador en la mesita de noche por si la tía necesita una ayuda extra (no sé qué pensará una mujer de un tipo que guarda un consolador en su mesita, pero desde luego nada bueno) o el tan socorrido gesto de llegar tarde a una cita, porque alguien puntual es un beta que necesita pagafantear a la mujer para llevársela a la cama, etcétera. El problema no es que esto no funcione, sino con qué tipo de mujeres funciona. Inmaduras, impresionables, seguramente con problemas de autoestima. Puede estar bien si tu objetivo es apuntarte tantos, pero a los que sencillamente queremos conocer a alguien con quien congeniar pues como que no nos va.



Mención aparte merecen los hermanos Luis y Álvaro Tejedor y demás miembros de Egoland Seducción. También salidos de SC, son los únicos que entroncan directamente con la escuela del canadiense Zan Perrion, y enseñan a ligar desde la honestidad y el respeto, sin rebuscadas técnicas de mira qué macho alfa soy y sin olvidar que esto es cosa de dos. De momento sólo me leído Seductor, pero creo que merecerá la pena profundizar en su filosofía.



Y esto es lo que hay, aparte de un universo de blogs, del que sólo merecen mención Cortejo Humano y La Estrategia de la Seducción. Respecto a mí, las horas que he dedicado a esto no han hecho de mí un seductor ni nada remotamente parecido, pero admito que algunos consejos sobre qué hacer en determinadas situaciones (y sobre todo, qué NO hacer) han marcado la diferencia. Lo más importante es que ahora me puedo hacer una idea de por qué no cuando es no, y por qué sí cuando es sí. Descubrí este mundillo en 2008, preocupado porque no conseguía superar una especie de desengaño que había tenido un par de años atrás, y me ha sido de gran ayuda. Si eres un pagafantas o un pardillo, sumérgete en los libros de ligar, ipso facto.

15/4/14

Aplicadlo a lo que queráis

Los espectadores de cine de la época de la década de 1990 [...] pueden darle las gracias a Terminator 2: El Juicio Final, de James Cameron, por inaugurar el que se ha convertido en el nuevo género de películas de gran presupuesto propio de esta década: el Porno de Efectos Especiales. "Porno" porque, si sustituyes los efectos especiales por contactos sexuales, los paralelismos entre ambos géneros se vuelven tan evidentes que resultan inquietantes. [...]
T2 es, por tanto, también el primer y mejor ejemplo de una ley paradójica que parece aplicarse a todo el género del Porno de Efectos Especiales. Se llama la Ley del Coste Inverso a la Calidad, y afirma que, cuanto más grande sea su presupuesto, más mierda va a ser una película.

David Foster Wallace, "La (por asi llamarla) enorme influencia de Terminator 2", en En cuerpo y en lo otro.

Lo dicho, un genio.

Lena Dunham como vanguardia

Hace poco terminé de ver la tercera temporada de Girls y tengo que decir que cada vez estoy más encantado con Lena Dunham, de verdad. Ella, luciendo sus michelines sin orgullo (¿por qué iba a estar orgullosa?) y sin vergüenza (¿por qué iba a estar avergonzada?) en prácticamente todos los capítulos, ha conseguido triunfar en un mundillo en el que, por lo general, una mujer que no encaja en el canon publicitario de belleza sólo aparece en pantalla para ser objeto de mofa, la típica chica de comedia para adolescentes que aparece para que el frustrado protagonista cometa un error durante una noche de borrachera. Esto no es inocuo, sino que es producto de una ideología que está tan presente en nuestro día a día que no parece ideología, sino "lo normal".

En un mundo en el que la chavalada sigue reproduciendo comportamientos que en teoría deberían estar en peligro de extinción (en serio, algunas cosas que se ven hoy día en parejas jóvenes son acojonantes) y Shakira ha demostrado al mundo que es gilipollas, la serie de Dunham representa un vendaval de aire fresco que espero que poco a poco vaya borrando del mapa los superficiales y aburridos estereotipos femeninos. Ojalá vengan más tías como ella a reclamar el lugar que les corresponde en una industria del espectáculo dominada por nabos.

3/4/14

Los créditos de una peli porno

Hot girl #1 - Herself
Hot girl #2 - Herself
Hot girl #3 - Herself
Hot girl #4 - Herself
Hot girl #5 - Herself
Hot friends - Themselves
Other friends - Themselves
Guys - Lucky bastards 

Director - I'll take that
Producer - I'll take that too
Lightning - The sun
                   - Light bulbs
Sound - Talking
             - Music
             - Other shit that makes noise

Por si a alguien le interesa, la película en cuestión se titula Selfies, y es propiedad de Wicked Pictures, una conocida productora sita en el 9040 de Eton Ave, Canoga Park, California. He rastreado la calle en Google Maps y no he visto nada que incite a pensar que por allí se cuece algo muy caliente.

2/4/14

Saint Seiya Omega: últimas impresiones

Por fin ha terminado. 97 capítulos de nada. He aguantado hasta el final como un última vez que posteé sobre ello (spoilers y tal, ya sabéis). Se pegan contra más palasianos, se pegan contra los cuatro Altos Palasianos cuyas armaduras (cronotectores) combinan el poder de tres armaduras de oro y vencen a tres de ellos. El combate contra el cuarto Alto Palasiano no llega a terminar porque empieza el gran combate entre Palas y Atenea, combate que tampoco llega a terminar porque Palas por fin se da cuenta de lo que quiere a Atenea y se vuelve buena, pero de repente llega el esperado giro inesperado y resulta que Subaru es en realidad el malvado dios Saturno, cosa que, por supuesto, no tiene nada que ver con el momento en que Shun se convierte en Hades en la Saga de Hades. Lo realmente inesperado del giro inesperado es que Saturno es Saturno y no Cronos, cuando el resto de dioses lleva el nombre griego.  Le he dado muchas vueltas y no entiendo el porqué de esto. Si Saturno-Cronos es el malo definitivo eso explicaría por qué las armaduras de los malos se llaman cronotectores, pero los malos realmente son esbirros de Palas, lo que abriría nuevas preguntas por las cuales no estoy dispuesto a comerme el coco.
champion. Os resumo lo que ha pasado desde la

(A todo esto, las armaduras de los protagonistas ya han muerto y resucitado varias veces a lo largo de la saga, cada vez más nuevas y poderosas, y en su forma última ya alcanzan un barroquismo ultragay).

Total, después de la hostias protocolarias en las que Saturno parece invencible, se quedan todos parados en el tiempo excepto el caballero de Pegaso, lo que da lugar a un combate singular EN EL ESPACIO, concretamente en la órbita de Saturno. Como Koga lleva todas las de perder, los caballeros ¿supervivientes? envían su cosmos al Pegaso, momento que, por supuesto, no tiene absolutamente nada que ver con la Bola Genki con la que Goku eliminó a muchos enemigos. Y entonces es cuando Koga despierta el Omega, que no se sabe muy bien lo que es pero se entiende que es una forma cool de llamar al Poder del Amor, y empieza a canear a Saturno hasta que finalmente le sale su lado humano y decide largarse a su planeta, como Poochie. Los que estaban paralizados vuelven a la vida, el mundo recupera su normalidad y el caballero de Tauro pasa a ser el nuevo Patriarca del Santuario. Y vivieron felices y comieron perdices.

La conclusión es que es una serie que no hay por donde cogerla, pero piensas lo mismo de la original cuando la vuelves a ver con más de veinte años. Esto no va de la calidad, sino de nostalgia pura y dura, de ser fiel en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza. Por ello, seguiré viendo todos y cada uno de los bodrios que vengan de esta franquicia.

Por último, quisiera dar la enhorabuena y las gracias a la basca de Saintseiyaforos.net por todo el trabajo que han hecho a lo largo de estos años. Aunque su vida sexual debe de ser lo más lamentable del mundo.

1/4/14

Cómo conocí el final de Cómo conocí a vuestra madre

Chicos, este post va a contener spoilers a saco, de modo que, si todavía no habéis visto el final de la serie y tenéis pensado verlo, os aconsejo que no sigáis leyendo. El que avisa no es Rajoy.


A lo que vamos: menudo churro de final, de verdad. Yo ya tenía preparados los clínex para jartarme a llorar con un desenlace épicamente pasteloso y ahora voy a tener que usarlos para otros menesteres. Hicieron un episodio doble en el que la mayor parte del metraje fue material de relleno que no aportó ab-so-lu-ta-men-te nada a la historia central, con lo cual los momentos pastelosos más importantes fueron liquidados en un par de minutos. Es como si se hubieran puesto a rodar un capítulo normal y de repente se hubieran dado cuenta de que ¡hostia, que hay que acabar la serie!

Momento pasteloso nº1: la hija de Barney. Después del patético divorcio express de Robin y Barney (¿nadie más ha tenido la sensación de ver una versión acelerada de su anterior ruptura?), el señor Stinson vuelve a ser el de siempre (cosa que ya dejó de hacer gracia cuando volvió a ser el de siempre después de su primer noviazgo), deja preñada a una tía sin nombre ni rostro y tiene una hija. Y ya. El momento en el que toma al bebé en brazos mola, sí, pero ese contexto tan forzado, tan "se me ocurrió en el último momento" le quita todo el encanto.

Momento pasteloso nº2: Ted y la Madre en la parada de Farhampton. Este estuvo muchísimo mejor porque al fin y al cabo era la razón de ser de la serie. Me gustó mucho todo ese simbolismo, la noche, la lluvia, el último tren. Pero ahí es cuando tenían que haber profundizado más en la historia de la Madre. Sabemos que Ted se fue de la boda antes de tiempo porque estaba hasta los cojones, etcétera, pero, ¿y ella? Ella está tocando el bajo en la boda y de repente está esperando el tren, paraguas amarillo en mano. Si hubieran quitado relleno para trabajarse más ese aspecto, les hubiera quedado cojonudo.

Y todo lo que va después, directamente sobra. La Madre muere y resulta que Ted se da cuenta por enésima vez que en realidad nunca dejó de estar enamorado de Robin y va a por ella con la corneta azul ésa. Fin. Esto fue lo que más me decepcionó de todo, y os voy a explicar por qué: yo desde el principio había pensado, y creo que eso fue lo que quisieron darnos a entender, que Cómo conocí a vuestra madre era algo más que la historia de cómo Ted conoció a la madre de sus hijos. Pensé que era la historia de cómo este buen hombre por fin había logrado encontrar el Amor Verdadero después de recorrer un largo y tortuoso camino de fiascos y errores. Esto debería haber sido así, y su historia debería haber servido de ejemplo y esperanza para quienes tienen una vida amorosa procelosa, o incluso para quienes no tenemos vida amorosa en absoluto. Pero lo que sucedió fue que el amor de Ted siempre fue Robin, y la Madre al fin y al cabo sólo fue una más de su larga lista. Ni es creíble ni mola.

Pero en fin, no se puede juzgar una serie tan larga sólo por su final, ni siquiera por sus temporadas de decadencia. Cómo conocí a vuestra madre es una gran serie que nos ha dado muchos buenos momentos. Quedémonos con ellos.



Bonus track: el final si el prota hubiera sido yo en lugar de Ted:

-Oh, la bajista de la boda.
-Vete y dile algo, que el Destino blablabla.
-Calla calla, y qué le digo, a ver si se va a pensar que soy un psicópata y me rompe el bajo en la cabeza.

Pasa el tren y subimos cada uno por nuestro lado. The end.