26/1/15

Para la autoridad que expide el permiso de conducir

¡Haced carnets de conducir en condiciones! El plastiquito que lleva encima de la tarjeta se va soltando por las esquinas ya desde el mes uno, y a mí que ya me queda poco para renovarlo lo tengo hecho unos zorros. No sólo porque tenga las esquinas peladas, sino porque además esa parte que queda suelta atrae la roña, por alguna razón que nadie conoce hasta que algún blogger de divulgación científica decide postear la explicación y se hace viral.

Es posible que algunos piensen, haciendo una errónea analogía con el plástico que recubre las pantallas de los móviles por estrenar, que puedes hacer raaaasss y el documento queda limpio como una patena. Sí sí, probad, ya veréis lo que pasa. Os podéis reír.

No sé, quizá con el paso del tiempo han mejorado los carnés. Aunque ahora que estamos en crisis y no hay dinero (en los últimos años he oído tantas veces lo de "no hay dinero", y su variante "no hay pasta" que la cabeza me va a estallar) vete tú a saber lo que te darán. Una cartulina rosa hecha a máquina de escribir. 

P.D.: ¿a qué mafia u organización terrorista parece que pertenecéis en vuestra foto de carnet de conducir? Yo he salido como un etarra de los noventa. Luis Garaikoetxea, o algo así.

25/1/15

La verdad sobre Belén Esteban

Hasta ahora siempre había pensado que Belén Estaban venía a ser básicamente la payasa del pueblo. Pero no en un sentido despectivo ni nada. Ella cumple más o menos la misma función que un payaso, con la diferencia de que su target no son niños pequeños, sino tercera edad y adultos infantilizados.  También es verdad que un payaso al menos es consciente de que es un payaso, y Belén parece que se cree algo así como una representante de la gente de barrio en el mundillo teóricamente glamuroso del famoseo, o al menos eso es lo que yo he podido deducir de la lectura de Ambiciones y reflexiones. Teniendo en cuenta todo esto, entiendo que a mucha gente le joda que esta mujer gane el dinero que gana y sea tan popular cuando lo único que tiene en su currículum es una relación sentimental fracasada con Jesús Janeiro. Y es normal. Porque jode, porque no es justo. Pero al fin y al cabo en ningún artículo de la constitución pone (ni debe poner) que la sociedad tiene que premiar a los que más se esfuerzan ni a los más inteligentes, así que no nos queda otra que resignarnos y lidiar con ello.

Ahora bien, desde que ha empezado GH VIP me he dado cuenta de que Belén Esteban no sólo es una payasa, sino que además es mala persona. Los que estáis más puestos en el mundillo del corazón quizá lo supieseis desde el principio, pero yo lo he visto claro como el agua. Porque tiene un rasgo muy típico de la gente que es mala gente: si tienes un problema con ella, por nimio que sea, se va a obsesionar contigo y no va a parar hasta hundirte. Independientemente de lo que hagas. Disfruta del proceso como no disfruta de otras cosas más sanas que ofrece la vida, y pobre del que se interponga en su camino. Es lo que hemos visto esta semana. Belén Esteban es una señora llena de odio, está podrida por dentro y lo manifiesta con una agresividad que a mí personalmente me da más pena que otra cosa. Luego lo justifica todo diciendo que ella es así, que es una tía de barrio, que no puede cambiar lo que es y que está orgullosa de ello. Y yo digo que los cojones, que no hay nadie más de barrio que yo mismo, y ni de lejos soy así. 

Y por eso, amigos, siempre que tengáis algún dinero, gastadlo en libros o en lo que sea, no en cocaína. Mirad lo que ha hecho la droga con una chica que en los años noventa era perfectamente normal, que no necesitaba trepar en el mundo del periodismo deportivo para conquistar a un tipo rico y famoso. Terrible.

24/1/15

Zombis nazis 2

¿Os acordáis de Zombis nazis? Yo no mucho, la verdad. Para mí fue de esas pelis que sabes que existen, que has visto, que cuando alguien saca en una conversación el tema de las películas de argumento descabellado igual sacas a colación o igual no, porque realmente la que es la peli más mítica de Tommy Wirkola (que es esta y no Hansel y Gretel: cazadores de brujas, que ya está en el basurero de la historia y muriéndose de asco en los mercadillos con una etiqueta de 1 euro encima) resultó ser demasiado mala para ser buena y demasiado buena para ser delicioso cine cutre. Y ese tipo de películas que no generan ni amor ni odio se olvidan rápido.

Seguramente Wirkola haya sido muy consciente de esto al decidir empezar esta secuela con un pequeño resumen de lo acontecido anteriormente. Y acertó. Porque Zombis nazis 2 es una peli que le da mil vueltas a la primera. Frente a la típica historia de terror trilladísima de chavales-y-cabaña-en-el-bosque, esta peli nos ofrece un buen rato de humor negro con varias notas de originalidad (buena jugada lo de que te reimplanten un brazo mordido y tengas un brazo con poderes zombis), cabezas reventadas gratuitamente y escenas de de dolor genital. ¿El punto más fuerte? Para mí, la inclusión de un ejército de zombis comunistas. Y esa batalla homérica, con combate singular y todo. Y ese grupillo de frikis que no aporta prácticamente nada, pero que te saca una sonrisilla por ser un guiño al tipo de público que suele ver este tipo de cine.

Total, que me he llevado una muy grata sorpresa con este peliculón noruego cuyo título original es Død Snø 2. ¿Habrá una tercera? Yo creo que sí. Y ojalá Wirkola se las arregle para que vuelva a salir el coronel Herzog, que a este paso podría convertirse en uno de esos malos míticos que todo el mundo reconoce, como Freddy Krueger o Pinhead.

14/1/15

Ernesto Sábato

¿Cómo demonios hacen ciertos hombres para detener a una mujer, para entablar conversación y hasta para iniciar una aventura? Descarté sin más cualquier combinación que comenzara con una iniciativa mía: mi ignorancia de esa técnica callejera y mi cara me indujeron a tomar esa decisión melancólica y definitiva.
No quedaba sino esperar una feliz circunstancia, de esas que suelen presentarse cada millón de veces: que ella hablara primero. De modo que mi felicidad estaba librada a una remotísima lotería, en la que había que ganar una vez para tener derecho a jugar nuevamente y sólo recibir el premio en caso de ganar en esta segunda jornada.

El túnel

7/1/15

El 7 de enero es un día guay

Porque por fin se acaban estas emotivas fechas, la invasión de fotos de regalos de reyes en las redes sociales va cesando poco a poco y todo vuelve a la normalidad. He pasado de la ilusión infantil por la magia a la ilusión infantil por los regalos, de ahí al odio rebelde de canción de Ska-P, luego cierta indiferencia y ahora he llegado a un punto de desidia o hastío o lo que sea, algo malo en cualquier caso. De esto que dices: pero por qué tenemos que juntarnos todos sí o sí si ya nos vamos viendo individualmente a lo largo del año y además no estamos celebrando nada que sea de nuestra incumbencia, ¿es que nadie más lo ve? Etcétera. La cabeza me dice que debería ser menos listillo y limitarme a disfrutar como suelo hacer en otros contextos en los que, por cierto, no procede. Pero no me sale. Debe de cuando le pones decoración navideña a un sitio deprimente como es este pueblo se crea un efecto ironía que lo hace más deprimente aún. Y esto con el paso de los años lo voy llevando cada vez peor.

31/12/14

Diez cosas que me van a molar en 2015

1. Todavía saldrán juegos para Xbox 360 y parecerá que tengo una consola de última generación, no de penúltima. Estoy mirando títulos y la mayoría meh, pero bueno, unas partidillas al Mortal Kombat X, al un nuevo Doom o al Tomb Raider podrían caer.

2. Habrá elecciones. Autonómicas y municipales en primavera y generales a finales de año. Por primera vez desde que comenzó el reinado del terror de Felipe González van a ser algo que merezca la pena seguir con interés y no el típico peñazo que ya sabes más o menos lo que va a pasar. Id pillando palomitas, porque va a ser épico.

3. Star Wars, episodio VII: el despertar de la Fuerza. Bueno, aquí me precipito mucho afirmando que va a molar. De hecho seguramente no mole, o se vaya al montón de películas que simplemente están bien y no hay mucho más que añadir. Pero será un placer disfrazarse del tipo de la tienda de cómics de Springfield, salir del cine diciendo que es el worst-episode-ever y correr a dejar constancia de ello en todos los foros de internet.

4. Algún conciertaco, seguramente el Kiss. Con todo lo que ello implica. ¿Maquillaje de gato? No sé no sé, a ver.

5. Algo relacionado con Corea del Norte, que todos los años hay alguna movida muy de crisis de los misiles y siempre es gracioso ver a la gente acojonada por si llega la tercera guerra mundial. Un poco de guerra fría nunca viene mal para amenizar un poco la lectura del periódico.

6. Este año he tenido novia, así que en 2015 no tendré que buscarla, o al menos se quedará muy abajo en mi lista de prioridades. Una preocupación menos. A los normales quizá os parezca rara esta lógica, pero es que superar una determinada edad sin haber pasado por esta experiencia es un estigma que va pesando cada vez más y más, como el anillo de Frodo.

7. Voy a aprovechar más el tiempo. Ya me he quitado algunos vicios y todo, ahora sólo me falta algo con lo que llenar esos huecos. Algo productivo, a ser posible.

8. En 2015 este blog llegará a las 1000 entradas, o al menos eso tengo previsto. Me quedan ciento y pico, así que tendré que postear con algo más de frecuencia de la que lo hago últimamente. Si los últimos días veo que no voy a llegar, empiezo a meter morralla a cascoporro y ya veréis como llego.

9. Algún finde me perderé por ahí yo sólo. Parece ser que el año que viene habrá vuelos de Volotea desde el aeropuerto de aquí, así que habrá que mirar alguna oferta. Me gustaría visitar Andalucía. Nunca he estado en Andalucía. Ni en Valencia. Ni en muchos sitios.

10. Y, en general, seré mejor que este año, a todos los niveles. Faltaría más.

¡Feliz año a todos!

27/12/14

The Interview

A ver, la historia de esta peli ya la conocéis todos. The Interview es una peli en la que Seth Rogen y James Franco se ríen del mariscal Kim Jong-un, lo que provocó que un grupo de hackers, supuestamente vinculados a la República Popular Democrática de Corea, amenazara a Sony Pictures con no sé qué, lo cual suena precisamente a guión de una peli protagonizada por Seth Rogen y James Franco y a lo mejor es todo marketing para darle un poco de hype al asunto, yo qué sé. Todo esto provocó que la peli se estrenara en varias plataformas online casi al mismo tiempo que en un puñado de cines norteamericanos, y por eso, amigos, hemos podido disfrutar de esta peli en buena calidad en nuestros hogares prácticamente desde el minuto cero. 

La película en sí no es gran cosa: típica comedia zafia de pedorretas, etcétera. Te saca alguna sonrisa, pasas un rato entretenido, le das un cinco o un seis en Filmaffinity y a otra cosa. Tiene interés por el hecho de estar ambientada en Corea del Norte en vez de en la típica ciudad cosmopólita y absurdamente hedonista de la costa oeste americana, lo que le da un toque de propaganda política bastante poco sutil que nos hace regresar a los viejos y buenos tiempos de la guerra fría.

Y bueh, no sé, Corea del Norte se ha quejado mucho respecto a The Interview, pero yo estoy seguro que el primero en descojonarse ha sido el propio KJU. Si se lleva tan bien con Rodman, tiene que ser un cachondo mental.