26/8/14

Homefront


Voy a ser breve porque este juego no es que merezca muchas líneas. Homefront va de que Corea del Norte conquista Estados Unidos. ¿Cómo demonios lo consigue? La intro nos lo explica perfectamente:


Ante este panorama, tú formas parte de un grupo armado paramilitar que se encarga de realizar acciones de sabotaje y demás para echar a los coreanos del país. O sea, que usando la vara de medir que usan los propios americanos, formas parte de una célula terrorista enemiga de la libertad.  De hecho, en uno de los últimos capítulos no te cortas un pelo en masacrar a aquellos que supuestamente defiendes sólo porque se niegan a entregarte un puto helicóptero. Llámalos locos, traidores y lo que quieras: eres un asesino y punto. 

Por supuesto, el juego en ningún momento sugiere esto ni nada remotamente parecido que pueda hacer al norteamericano medio reflexionar sobre la política exterior de su país, sino que es propaganda pura y dura. He visto durante mucho tiempo que la Xbox 360 se vendía junto con este juego, lo que me hace pensar en que seguramente haya algún convenio entre Microsoft y el Pentágono para colaborar en la guerra cultural. Básicamente porque el Homefront es bastante malo y, de no ser por la venta conjunta con la consola, no lo querría ni el fuego.

Como dato friki-paranoico, he encontrado en la banda sonora un leitmotiv que recuerda ligeramente a una canción norcoreana que llama a la defensa del general Kim Jong-un. El juego salió antes del fallecimiento de Kim Jong-il, así que la versión coreana sería posterior. No sé. Cosas.

25/8/14

He cumplido 28 años y respondo a vuestras preguntas


Con veintisiete he hecho muchas cosas nuevas, como viajar en avión solo, votar al Partido Pirata o tener una novia y poco después tener una ex. Y seguí viviendo como si tuviera 17, lo que es un poco como la muerte en vida, pero bueno, hay gente que lo lleva peor.

Empiezo una nueva vuelta al sol con resaca, escuchando un recopilatorio de música del porno de los años 70 presentado por Ron Jeremy y, como todos los años, tomando buena nota de los que no me han felicitado así como los que me han felicitado con gatos y  Saruman. Pero nunca me regalan lo que quiero.


22/8/14

10.000 km

Me pregunto y te pregunto si existe el cielo 
y si existe el infierno,
y si es posible que estemos los dos en los dos,
casi al mismo tiempo.
Habeas Corpus - Distancia


10.000 km. es el primer largometraje del joven director barcelonés Carlos Marques-Marquet, que se llevó varios premios (entre ellos el de mejor película) hace unos meses en un festival de Málaga al que me hubiera gustado asistir. Llevo tiempo con ganas de ver esta peli porque trata el tema de las relaciones a distancia, un tema que, sorprendentemente, el cine no ha explorado en demasiada profundidad, al margen del soldado que le escribe a su novia en las películas bélicas.

Bien, hay varios tipos de relaciones a distancia. Uno es el de las parejas que se conocieron personalmente pero que por determinado motivo, que hoy día suele ser laboral, tienen que separarse. Un caso conocido es el de Ted Mosby y Victoria: ella se va a Alemania a hacer cupcakes y durante un tiempo mantienen la relación, aunque al final la cosa no funciona. Bueno, la diferencia entre el mundo-gominola de HIMYM y nosotros es que las parejas de aquí tienen que separarse casi por cojones, mientras que Victoria podría haberse quedado perfectamente en Nueva York. 

Un subtipo podrían ser los que se conocieron durante unas vacaciones o algún tipo de evento lejos de casa, se les fue de las manos y decidieron tirar p'alante con el subidón del momento. No sé si sería un subtipo o una categoría distina, en este caso sería un subtipo según la taxonomía que estoy improvisando improvisadamente, pero se requeriría un análisis más serio y más científico y con más ejemplos sacados de comedias de situación. En cualquier caso, pilláis la idea.

El otro tipo de RAD sería el de la gente que se conoció por internet y otras variantes tecnológicas de telecomunicación, pero bueno, básicamente internet. dentro de esto hay subtipos varios. Hay gente, de normal la más desesperadilla, que se ennovió ya antes de conocerse en persona. Los hay que no se conocen en persona, pero que de facto ya están juntos y esperan a quedar para hacerlo oficial, por todo eso de que no se rían de ellos y tal. Y también hay gente que queda sin ánimo de echarse una novia o un novio y, bueh, se les va la pinza. Etcétera.

Desde el punto de vista psicológico, las personas que mantienen una RAD parecen normales. Se suelen ver a sí mismos como héroes de una historia de amor épica, lo cual en una sociedad obsesionada con el amor romántico hasta niveles enfermizos, pues oye, mola. Aunque a veces lo dramatizan mucho, básicamente la estructura anímica para una RAD a nivel, como mucho, europeo, es como la de una semana normal y corriente, pero con los plazos más dilatados, o sea: emoción a medida que se va acercando el finde, subidón durante el finde y bajonazo el lunes.

Dicho esto, Álex (Natalia Tena) y Sergi (David Verdaguer), los dos jóvenes hipsters que protagonizan este filme en el que no falta algún que otro desnudo gratuito, mantienen una relación intercontinental y del primero de los tipos señalados arriba: ellos estaban viviendo juntos y de repente a ella le conceden una beca para irse a Los Ángeles. Y se va, como Victoria. Lo que sale de esto es una película que afortunadamente prescinde de los convencionalismos del cine comercial, sin cámaras lentas y reduciendo las canciones moñas al mínimo, y dentro de la diégesis. Por otra parte, aunque en teoría era (o debería ser) una película para emocionarse, a mí personalmente no me dijo nada. Me pareció  poco creíble, especialmente la secuencia final. Además tuve la impresión de que Marques-Marcet se pasó un poco con los planos medios, desaprovechando las posibilidades expresivas que te puede dar un primer plano bien metido. La peli hubiera dado para ello, aunque las conversaciones fueran por Skype. Una lástima por esto último, pero, a pesar de todo, creo que en general está bien hecha y no me pareció para nada una mala película. De hecho sus la recomiendo, sobre todo a los freaks de las relaciones a distancia. Quiero decir, sobre todo a las freaks de las relaciones a distancia. A las tías os encantan estas cosas.


20/8/14

Acabo de descubrir que existe la orinoterapia

Se me han cerrau los chakras,
se cerraron hace tiempo,
cuando el maestro yogui
me hizo beber los meaus
Me han contado un chiste
en la risoterapia:
“te vamos a robar la pasta”.
No me hizo ninguna gracia 


Lendakaris Muertos - Mal Karma

A través Scientia. Por lo visto se basa en que la orina tiene una serie de efectos beneficiosos para la salud, aunque lo único beneficioso para la salud, que se sepa, es expulsar la orina del cuerpo, y todo lo demás son patrañas. De momento lo único que se sabe a ciencia cierta sobre los que beben pis o se lo esparcen por la piel es que son unos cerdos, nada más.

Supongo que esto sería como una especie de prueba de fuego para los que se consideran trues de la pseudomedicina. Una cosa es oler aceites o ver colores o ponerse imanes, que al fin y al cabo de lo puedes tomar como un juego, pero llegar hasta el punto de beberse el meao ya es orina de otro costal (eeejejeje). Cuando entras en foros de pseudociencias parece que los usuarios están teniendo una competición permanente a ver quién es más tonto, así que no me extrañaría que alguien postease algún vídeo demostrativo y los demás le adorasen mientras los normales nos hacemos un facepalm de esos que te deja la marca de la mano.

El-puto-siglo-XXI, camaradas. A mí personalmente es que el mundo magufo me cierra mucho los chakras, así que voy a poner algunas fotos que encontré en Google, como hacen los fachas cuando no quieren que abortes y te pasan por el morro un montón de fotos de fetos que en el mejor de los casos te dejan totalmente indiferente.



18/8/14

Los del Estado Islámico nos quieren matar a todos

¿Ustedes han visto el reportaje de Vice sobre el Estado Islámico? El reportero Medyan Dairieh se pasó tres semanas entre esta gentezuela y esto fue lo que se encontró:


Llaman la atención muchas cosas, como por ejemplo la Policía de la Religión llamando la atención de la gente por chorradas como tener puesto un cartel en el que sale Piqué porque claro, Piqué es un infiel y aquí todos somos moros. Llamando la atención de buen rollo, eso sí, pero ay pobre de ti como no les hagas caso. Como no les hagas caso te llevan ante un tribunal moruno para que te condenen a latigazos como mínimo. Digo lo de los latigazos porque en el vídeo también salen algunos condenados reconociendo que se lo merecen y dando gracias a Alá porque el EI les ha hecho darse cuenta de su error.

Y bueno, más cosas. Llevo siguiendo a esta organización con interés desde poco antes de que se pusiera de moda y me fascina por dos cosas: en primer lugar porque están haciendo una guerra a la antigua usanza, con sus líneas del frente y sus ocupaciones de territorios, que eso ya no se suele ver salvo quizá en algún país africano que no le importa a nadie. Porque esto que hacía Bin Laden de poner bombas y estrellar aviones en sitios más o menos random era como muy... posmoderno, llamémoslo así. La otra razón es que tienen un califa que es como el malo de una película cutre de acción: un colgao que quiere conquistar el mundo. O, si no el mundo, al menos la parte del mundo que estuvo bajo control de los sarracenos durante el periodo de apogeo del islam, lo que nos incluye a nosotros. 

Lo malo (para ellos) de estar librando una guerra territorial es que cuando a Estados Unidos (que son los que han causado todo este quilombo, no se nos olvide) se le inflen las pelotas los va a borrar del mapa en menos de lo que canta un gallo, así que no creo que lleguen aquí ni en sus sueños más húmedos, pero si llegasen, lo primero que harían sería quitarnos el alcohol y obligar a las chicas a vestir pantalones normales y en vez de esos maravillosos shorts que dejan cero a la imaginación. ¿Sería motivo para empuñar las armas y marcarse un Covadonga 2.0? Hell yeah. A mí si me conquista, yo qué sé, Alemania, pues me da igual porque prácticamente es sólo es una cuestión de banderas, pero aquí ya se trata de defender nuestro modo de vida y nuestros puestos de trabaj... oh wait.

También quisiera recomendar el artículo publicado el otro día en Passim sobre la propaganda política de los califatíes. Mola porque salen gatos yihadistas y todo mola más con gatos. El combo perfecto sería gatos y tetas, pero ah, que Alá no les deja. Precisamente por eso estoy seguro al cien por cien de que ni vencerán ni convencerán.

P.D.: soy  consciente de que cada vez escribo menos. Ojalá fuera por falta de tiempo, seriously, pero es más bien una mezcla entre pereza y bloqueo mental. Y me jode porque me encanta mi blog y me encanto yo. Prometo intentar actualizar esto más a menudo, palabrita de Alá.

27/7/14

El horror: ha cerrado el Barneys

Pues sí, hamijos, el bar en el que prácticamente vivía los sábados ha cerrado sus puertas. Hay quien lo consideró cerrado ya cuando el legendario Manu abrió el Ragna en Lugones (un magnífico garito en el que, por cierto, ponen las mejores hamburguesas de Asturias, aunque queda un poco a desmano), pero la época Vicen también tuvo su encanto, sobre todo por ese ambiente de vieja gloria en decadencia en el que tanto me gusta beber.

Atrás quedan muchos años de risas, momentos olvidados y momentos que sería mejor olvidar. En adelante, no sé lo que queda. ¿Dónde pasaremos las horas que antes pasábamos en el Barneys? ¿En un bar de pilotos? ¿En uno de lesbianas sin salida de emergencia? ¿O habrá que recuperar la vieja costumbre de ir a Gijón? El tiempo lo dirá. 

En cualquier caso, una nueva etapa se abre. Al principio habrá algo de incertidumbre; algunas noches serán así de divertidas y otras serán así de divertidas. Pero seguro que pronto encontraremos una nueva rutina que sea así de divertida, como debe ser. 

DEP Barneys. Algo se muere en el alma cuando un bar mítico cierra.

7/7/14

Brütal Legend

De todos los juegos a los que he jugado con la Xbox 360, de momento me quedo sin duda con el Brütal Legend. Es un juego modesto, con un argumento simple, gráficos aceptables y mediocre jugabilidad, peeeeeerooooo mirad, el prota es Jack Black (con doblaje al español de Santiago Segura; chirría un poco, pero cualquier cosa es maravillosa después de ver a JB doblabo por Dani Martín), con apariciones estelares de Lita Ford, Rob Halford, Lemmy Kilmister y Ozzy Osbourne (¡el Guardián del Metal!). Y por supuesto, la banda sonora: Black Sabbath, Judas Priest, Dragonforce, Saxon, Anthrax, Megadeth, Mötley Crüe, Motörhead, Iced Earth, Overkill... más de cien temas de setenta y cinco grupos míticos.

Un juego de lo más heavy, sin altibajos, como debe ser: empiezas a matar demonios mientras suena Children Of The Grave y a partir de ahí no hace más que subir hasta un épico combate final al ritmo del Painkiller de los Judas. Y con una intro excelente, de las pocas que he disfrutado: